Quiero divorciarme

Quiero divorciarme:

Si está pasando por su cabeza la frase «quiero divorciarme», es que tiene una decisión por tomar.

Cuando en un matrimonio existen dudas en cuanto a si mantenerlo a finalizarlo, lo correcto es no precipitarse y poder tomar una decisión sopesada y consciente.

La clave es saber si se trata de un deseo o una necesidad.

¿Lo quiero o lo necesito?

Una decisión se puede realizar en función de posibilidades, pero si se trata de una necesidad no cabrá otra opción que hacer las gestiones para materializar esa necesidad.

  • ¿Quiero divorciarme?
  • ¿Necesito divorciarme?
  • ¿Me estoy pensando la decisión de divorciarme?

A continuación intentaremos ayudar y dar nuestra opinión, que desde fuera es muy fácil opinar y aconsejar, pero somos conscientes de la complejidad y trascendencia de la decisión.

Quiero divorciarme

Quiero divorciarme y no sé por donde empezar:

Cuando una persona manifiesta «quiero divorciarme» se trata de un deseo que debe de materializarse de manera justa y razonable.

El divorcio es un derecho de cada uno de los esposos, pero afecta a ambos que conforman el matrimonio, al igual que los demás miembros como hijos comunes y demás familiares.

Muchas personas que quieren divorciarse están tan perdidos que no saben por donde empezar.

También debemos de tener en cuenta si para nosotros es una decisión tomada o si en su caso sólo es un malestar de pareja que se puede superar.

El enfoque es totalmente diferente y por ello es importante transmitirlo al marido o mujer de la manera más clara posible para que lo pueda entender adecuadamente.

Por ello, antes de dar las pautas a nuestro cónyuge deberemos tener las cosas claras, aunque hayan dudas, pero saber qué queremos, qué no queremos y cuáles son nuestras interrogantes.

¿Por dónde empezar los trámites para divorciarme?

Lo primero es normalizar la situación en la medida de lo posible con sinceridad en la pareja.

En segundo lugar, lo correcto es asesorarse, a ser posible de manera conjunta con un despacho de abogados mediador y que tenga intención de resolver las controversias familiares desde el punto de vista de la imparcialidad.

Lo siguiente ya es la tramitación en los plazos y con las pautas que sean necesarias para el matrimonio de la manera más equilibrada posible.

Ni es justo que el divorcio sea apresurado por necesitarlo uno sólo de los cónyuges, ni que se demore en exceso por la reticencia del otro.

Hay que ser razonables y justos afrontando el divorcio de la manera más responsable y madura posible.

Necesito divorciarme

Necesito divorciarme:

Si siente la frase que deambula por su cabeza es «necesito divorciarme» no debería de tener tantas dudas y si se trata de una necesidad debería de centrarse en tramitar la separación o el divorcio.

La necesidad de divorciarse tiene fácil solución, tramitación del proceso de divorcio express preferentemente de mutuo acuerdo y en su defecto por lo contencioso.

En cambio si necesitas desenamorarte la tarea es mucho más compleja, pues no sólo consiste en la realización de un trámite burocrático, además es preciso un periodo de reflexión y superación emocional complejo.

Cada persona es diferente y por ende también cada matrimonio, de manera que hay que ser consciente de que cada ruptura es diferente y por ello cada persona tiene unos tiempos y unas necesidades diferentes.

Quiero divorciarme y no sé donde empezar, necesito divorciarme, desenamorarme y avanzar en mi vida individual y compartida.

En estos casos, se valiente y toma la decisión que sólo tú sabes que necesitas, pero con la ayuda personal y asistencia profesional que haga más fácil y llevadero el proceso.